Tus Valores Cuentan!

¿Qué es TUS VALORES CUENTAN?

TUS VALORES CUENTAN es una iniciativa de educación de carácter integrada e inclusiva para los grados K-12, especialmente desarrollado por el Instituto Josephson para las escuelas de Puerto Rico. Se deriva del exitoso programa, CHARACTER COUNTS!, que actualmente alcanza a más de 7 millones de niños y sus familias.  

TUS VALORES CUENTAN no es un currículo de estudios que reemplaza cualquier parte del programa académico actual. Es, en cambio, un programa que permite a los maestros integrar la enseñanza de valores en sus lecciones y actividades diarias para fortalecer el ambiente escolar y con ello el desarrollo del programa académico.

Elementos determinantes de TUS VALORES CUENTAN

Cada aspecto de TUS VALORES CUENTAN está diseñado para lograr cambios positivos que sean significativos, medibles y sostenibles en las actitudes y el comportamiento. TUS VALORES CUENTAN tiene cuatro elementos determinantes que lo distinguen de otras culturas de cambio y programas de desarrollo del carácter:

  • Los seis pilares del carácter – TUS VALORES CUENTAN adopta Los seis pilares del carácter fundamentales de CHARACTER COUNTS! — confiabilidad, respeto, responsabilidad, justicia, bondad y civismo — con el fin de asegurar que toda la enseñanza y el refuerzo estén basados en los valores universales compartidos y aceptados, así como los atributos que componen el buen carácter.
  • Cuatro estrategias de implementación – Si se implementa correctamente, TUS VALORES CUENTAN tendrá como resultado cambios significativos en las actitudes y el comportamiento mediante el uso de cuatro (4) estrategias de básicas de intervención: ENSEÑAR, REFORZAR, PROMOVER y MODELAR Los seis pilares del carácter.
  • Toma de decisiones – Se integra al proceso de toma de decisiones un componente ético de manera que, al tomar decisiones, los niños y jóvenes tengan presentes los postulados de Los seis pilares del carácter logrando el mejor resultado posible.
  • Cuatro componentes del clima escolar – Las escuelas Tus Valores Cuentan identifican y desarrollan proyectos dirigidos a fortalecer el clima escolar mediante el enfoque y la atención específica a los cuatro ambientes que lo componen: su ambiente físico, su ambiente académico, su ambiente socio-emocional y su ambiente ético-moral.
  • Fuente de referencia:  http://www.tusvalorescuentan.net/?page_id=5

PBIS Positive Behavior Interventions and Supports

PBIS: Cómo las escuelas apoyan conductas positivas

Por Andrew M.I. Lee

Los principios de PBIS

Las intervenciones y apoyos conductuales positivos son un enfoque que las escuelas usan para mejorar la seguridad escolar y promover el comportamiento positivo. También es una manera en que las escuelas deciden cómo responder ante un niño que se comporta mal.

PBIS tiene varios principios importantes:

  • Todos los niños pueden aprender a conducirse apropiadamente.
  • Intervenir a tiempo puede evitar problemas de comportamiento más graves.
  • Cada niño es diferente y las escuelas necesitan ofrecer apoyos conductuales variados.
  • La manera como las escuelas enseñen a comportarse debe basarse en la investigación y la ciencia.
  • Es importante seguir el progreso del comportamiento del estudiante.
  • Las escuelas deben reunir y usar datos para tomar decisiones acerca de los problemas de comportamiento.

Tenga en cuenta que las intervenciones y apoyos conductuales positivos no son un tratamiento o una terapia. Son una referencia para los maestros, los administradores y los padres. Se usan con todos los estudiantes, ya sea que reciban o no servicios de educación especial.

De acuerdo con varios estudios, PBIS resulta en un mejor comportamiento del estudiante. En las escuelas que usan PBIS, los estudiantes reciben menos detenciones y suspensiones, hay menos bullying y los estudiantes tienen mejores calificaciones.

Cómo funciona PBIS

En una escuela con un enfoque disciplinario tradicional, los maestros puede que intenten corregir el comportamiento a través del castigo. Este es un ejemplo común:

Una estudiante sentada al fondo del salón arroja una bolita de papel. El maestro reacciona regañando a la estudiante o enviándola a la oficina del director. Una vez que ha sido castigada, regresará al salón y se espera que se comporte apropiadamente. Todos los estudiantes siguen las mismas reglas. El castigo es el mismo para todos los niños que rompen las reglas. Si el mal comportamiento se repite, el castigo podría aumentar.

En contraste, en una escuela que utilice las intervenciones y apoyos conductuales positivos, el enfoque es prevenir los problemas. Desde el comienzo, los estudiantes aprenden cuál es el comportamiento adecuado, de la misma manera en que aprenden matemáticas o ciencias. A los estudiantes se les enseñan habilidades sociales, incluyendo cómo actuar en diferentes lugares, como en el salón de clases, autobús escolar o con los amigos. Pueden que se les enseñe a través de jugar a los roles o con lecciones. El personal de la escuela elogia regularmente a los niños por su buen comportamientoe.

Con las intervenciones y apoyos conductuales positivos, los maestros atienden dificultades menores y evitan que se vuelvan problemas de comportamiento más serios. Antes de que arroje una bolita de papel en clase, el maestro podría darse cuenta que el estudiante está buscando atención. El maestro podría abordar esa conducta de manera positiva antes de que aumente y resulte en arrojar la bolita de papel.

Si un estudiante se porta mal, la escuela desarrolla una estrategia para evitar que el comportamiento se repita. La estrategia podría incluir cosas como un receso para que tranquilice o la intervención de un compañero que actúe como mentor. La escuela puede que hasta ofrezca capacitación a los padres.

La escuela supervisa el progreso del estudiante en el manejo de sus problemas de comportamiento y puede cambiar de estrategia si algo no funciona. En las intervenciones y apoyos conductuales positivos se usa la disciplina, pero el castigo no es el objetivo.

 

Información obtenida de :https://www.understood.org